domingo, 13 de julio de 2008

Mito, Ciencia y Ejes de Poder

Todo empezó una noche en que salí a ver el cielo despejado. Me empecé a hacer preguntas tales como "Cómo se llama esa estrella?", etc.

Después descubrí el programa "stellarium" que te muestra los nombres de las estrellas, y las constelaciones. Para las explicaciones tuve que ir a la wikipedia, y poco a poco me fui dando cuenta de que los mitos (y religiones) de la humanidad estaban relacionados con la astronomía.

Así que me le fui metiendo al tema por los lados de la mitología: estuve leyendo
algunos de los filósofos e historiadores griegos ("La República", Platón; "Las Historias", Heródoto; "La Moralia - Isis y Osiris", Plutarco), ahora quiero leerme a los árabes (Averroes, etc) y quiero también seguir el trazo hasta los babilonios, los sumerios y los acadios, a ver qué descubro.

Simultáneamente estoy estudiando varios textos:
* sobre historia de la astronomía: "A History of Astronomy", Pannekoek, editorial Dover);
* arqueo-astronomía ("Echoes of the Ancient Skies", Krupp, editorial Dover), sobre los alineamientos de los monolitos;
* astronomía ("On the Shoulder of Giants", Stephen Hawking), compilación de textos desde Copérnico hasta Einstein;
* los mitos de las constelaciones ("Star Lore", William Tyler Olcott, editorial Dover);

También he alquilado algunos DVDs sobre la historia del cristianismo, donde se puede notar la influencia de la mitología griega (particularmente el platonismo y la dualidad cuerpo-espíritu), y me cuestiono si el Apóstol Pablo también no le metió mucho de Mitraísmo.

La frase de Nietzsche, "el cristianismo es platonismo para las masas", tiene mucho de cierto.

Estoy tratando de profundizar en todo esto, para encontrar qué es verdad y qué es mentira. Es como seguir el hilo de un bordado, donde todas estas ideas han sido llevadas de cultura en cultura, entrelazadas íntimamente.

Parece que desde el comienzo de la historia el "muthos" (mito) iba de la mano del "logos" (ciencia). Los primeros astrónomos babilonios eran también sacerdotes. Mucho después nada cambió: Kepler se ganaba la vida haciendo horóscopos. Con los griegos, se empezaron a distinguir el uno del otro (ciencia-mito), pero cuando llegó el cristianismo, y se institucionalizó éste con el imperio romano, entonces fue cuando el occidente entró en el oscurantismo ("The Closing of the Western Mind", Charles Freeman) . Los árabes se salvaron de esa tara mental y siguieron avanzando la ciencia mientras tanto, hasta que llegó el Renacimiento y la balanza se inclinó ahora hacia los europeos, quienes sacaron corriendo a los árabes; desde entonces no ha dejado de parar el ataque psicológico de occidente contra el Islam. Ahora el Islam también ha entrado en su edad oscura. Y, de la misma manera, la mente occidental todavía no sale de la oscuridad, por su belicismo y materialismo.

Yo sigo creyendo que los políticos de occidente saben muy bien todo esto y siempre han explotado a las masas con la ignorancia que perpetúa la religión; es la única forma en la que los pocos puedan gobernar a los muchos.

Además, las masas no tienen ninguna salida. Para los que antes fueron esclavos, y no tenían ninguna esperanza, la religión fue un buen jarabe: la promesa de eternidad después de la muerte. [y un buen negocio para los que supieron explotar esta idea]

O sea que la política, y la ideología, [y también un tercer elemento, la economía] siempre han sido el eje de control de las masas. Bien dice Platón ("La República") que a los ciudadanos de la nación hay que darles algo de mito para alinear su forma de pensar, de acuerdo a la voluntad de los regentes. La ideología toma la forma de religión, o de entretenimiento (el circo romano, la plaza de toros, los partidos de fútbol, el reinado de belleza, la telenovela, etc). Por eso uds leen las noticias o escuchan los noticieros, y todos dicen lo mismo. Las escuelas y las universidades simplemente nos "socializan" para "alinearnos" (o mejor diría "alienarnos") con una manera de pensar y para convertirnos en una pieza más de la maquinaria productora del momento.

Nos acercamos ahora al final de la historia, cuando el planeta ya no da abasto a la super-población y super-destrucción a que lo hemos sometido. Entonces se "sacude", nos causa una gran catástrofe, nos decima casi hasta el punto del exterminio, como lo hizo con los dinosaurios en otras eras, y todo vuelve a empezar ... el ciclo natural (de fuegos, terremotos, e inundaciones) se repite.

Y si sobrevivimos, todavía no tenemos el poder mental para aprender de los errores del pasado. Volveremos a mirar a las estrellas con preguntas similares, y a crear mitos otra vez ... esa es la condición humana.

Referencias:
"La República", Platón
"Las Historias", Heródoto
"La Moralia - Isis y Osiris", Plutarco
"Echoes of the Ancient Skies", Krupp, editorial Dover
"The Closing of the Western Mind", Charles Freeman
"Star Lore", William Tyler Olcott, editorial Dover
"On the Shoulder of Giants", Stephen Hawking
software "stellarium"

3 comentarios:

Unknown dijo...

Hola Diego,

Y cuando todo acaba y vuelve a empezar, dónde queda el "ser" de Diego, eso que lo hace diferente del resto de la humanidad.

¿Es una energía temporal que con la muerte desaparece y se acabó el cuento?

Saludos, Esteban

Diego F Guillen-Nakamura dijo...

Como bien decía el rey Salomón, "tenemos la misma eventualidad que las bestias: el día que morimos, volvemos a la tierra" (Eclesiastés 3:19-20). El concepto de "espíritu" viene del griego "nepesh" y del griego "pneuma", pero solo significa "el soplo de vida".

El término toma otras connotaciones con el platonismo (ideas que existen sin causa), y quizás se puede remontar a los egipcios ... porque queremos ser eternos.

Yo digo que la idea toma forma después de las observaciones astronómicas: el sol "muere" cada día para "renacer" o "resucitar" al día siguiente. Lo mismo con las constelaciones: se ocultan por varios meses (cuando están vecinas al sol) para luego volver a salir al otro lado. Orión y Sirio (Horus e Isis) "mueren" para "resucitar" después. Los faraones elaboran ceremonias complejas, porque ellos y sus imperios quieren ser eternos.

En realidad, la energía del organismo se transforma, y pasamos a alimentar insectos y plantas. Para usar la analogía tecnológica: "cuando se apaga el hardware, el software se disipa".

Diego F Guillen-Nakamura dijo...

Te invito a seguir estos links explicando estas palabras: Hebreo "nephesh" y el Griego "pneuma".